¿Por qué Fuckup Nights se volvió una empresa social?

En los primeros días de Fuckup Nights, no era cool ser nosotros. Éramos la peste. No era cool poner Fuckup Nights en tu perfil de LinkedIn, compartir tus fracasos era una muestra de debilidad, e incluso algunos de nuestros amigos nos evitaban, temerosos de que les pidiéramos que fueran speakers.

Éramos esos freaks masoquistas que les gustaba escuchar historias de fracaso. Y nadie quería tener algún tipo de contacto con nosotros. Incluso un ex socio me dijo que su espacio de co-working no debería estar relacionado con Fuckup Nights. ¡Un espacio que ambos fundamos!

Entonces, cómo muchas cosas, todo empezó a despegar, encontramos a nuestra audiencia. Encontramos una comunidad. Nos volvimos un poco más cool (para un grupo pequeño en la Ciudad de México de hipsters y creadores).

 

Independencia

Y con un poco de crecimiento, vino la oportunidad de perder nuestra forma independiente de pensar. Algunas personas con recursos y poder nos dijeron que invertirían en nosotros, pero solo si cambiábamos nuestro nombre. Otros accedían con gusto a hablabar del éxito de nuestro crecimiento global para decorar sus ponencias, pero siempre y cuando no mencionáramos la palabra “fracaso” (WTF).

Cuando empezamos a conversar en redes sociales, recibimos en un par de ocasiones, mensajes de gente que encontró nuevas perspectivas en una Fuckup Night cuando ya habían contemplado suicidarse, mientras que del otro lado, algunos puritanos de los Estados Unidos comentaban nuestros posts tratando de darnos clases de “Morales“.

Incluso hoy, la gente trata de orillarnos al mantra Fail Fast, o peor aún: “El fracaso te lleva al éxito”. Todo tipo de mensajes que, en vez de ser vulnerables y compartir el fracaso, sólo contribuyen a las expectativas irreales del fracaso y el éxito.

Hemos aprendido que la única forma de impactar a profundidad en el mundo y  este tipo de mentalidad, es mantenernos fieles a nuestro propósito y valores, a pesar de ser algo doloroso en un principio. Es por eso que mantenernos tan independientes como sea posible, no arrodillarnos ante sponsors o inversionistas.

Visión a largo plazo

Podríamos tomar el camino fácil, lucrar con la tendencia del Fail Fast para tener exposición y reconocimiento. Pero no queremos estar bajo los reflectores sólo por un instante, para luego desaparecer sin tener impacto. En vez de eso, estamos tomando el largo, y a veces difícil camino de ayudar a la gente y a las organizaciones a ser más vulnerables y empáticas.

Lo sé, no suena como la próxima “startup unicornio” en crecimiento, disruptiva y que lo democratiza todo, y eso está perfecto para nosotros. Lo siento (en realidad, no).

Para enfocarnos en el largo plazo necesitamos nuestros propios ingresos, así nos mantendremos independientes de dinero con visión cortoplacista. Necesitamos ser fieles a las comunidades que servimos, y eso a veces significa frenar o pivotear más.

 

 

Propósito mata ganancia

No existimos para exprimir ganancias, y no queremos traer gente con esa perspectiva de afuera.

Algunos co-fundadores, aún tenemos saldos en contra del dinero que invertimos para crear Fuckup Nights, incluso uno tuvo que pasar 14 meses sin salario, algunos están generando menos dinero de lo que harían trabajando para una empresa. Pero tenemos una vida balanceada y con la satisfacción de ser el cambio que queremos en el mundo.

Crecer por crecer es la definición del cáncer. Queremos seguir creciendo de manera orgánica, basándonos en el valor que le damos a nuestras comunidades y aliados.

Hemos recibido ofertas de inversión, pero nunca trabajaríamos con un inversionista que use sólo una métrica para el “éxito”: regreso de inversión. No estamos construyendo este monstruo para venderlo.

Nos levantamos cada mañana emocionados por el impacto que estamos ayudando a crear y cómo vivimos nuestras vidas.

Así que cuando me preguntan “¿Por qué usan el modelo de empresa social?”, esta es la razón. Queremos construir una organización que dure 100 años. Una organización que puede ser tan impactante e independiente como sea posible, usando el sistema en el que vivimos. Una organización que está enfocada en propósito, no en ganancias.

Nos gustaría que te nos unieras.

Nos vemos en el Futuro Fuckup.

Pepe Villatoro

Pepe Villatoro

Fuckup Nights CEO

Pepe Villatoro es un emprendedor serial premiado a nivel mundial. Ha creado 5 empresas y fue director de WeWork en el norte de Latinoamérica. Es co-fundador y CEO de Fuckup, actualmente tiene eventos en 330 ciudades de 90 países y trabaja con gobiernos y multinacionales para crear cambios de mentalidad. Le gustan los viajes, la comida rica y las buenas conversaciones.

Sidebar ForeverThe best options for the site



Access our Calendar and Publications

Shares
Share This